Prueba de
densidad ósea
La prueba de densidad ósea es la opción más común para dar seguimiento al estado de salud de los huesos. Así que es muy probable que su médico le solicite la realización de una densitometría ósea DXA (absorciometría con rayos X de doble energía) para poder obtener la información necesaria que le ayude a establecer un plan de manejo para su osteoporosis posmenopáusica. La DXA es rápida, certera, indolora y emite poca radiación.1,2

¿Por qué es importante que conozca su T-score?1,2

Una medición de su densidad ósea le proporciona un T-score, el cual le ayudará a determinar si usted está en riesgo de fractura. El T-score es el resultado de la comparación de su densidad ósea contra la densidad ósea de mujeres adultas jóvenes saludables. Un T-score de -2.5 o menor es definido como osteoporosis.1,2

Entre más bajo sea el T-score, mayor será el riesgo de fractura.1,2

De acuerdo con la Fundación Nacional de la Osteoporosis, las mujeres que estén tomando medicamentos para la osteoporosis deben hacerse una densitometría ósea (DXA) cada año.3 En algunos casos, el médico puede recomendar la prueba de forma bienal.2

Referencias
  1. US Department of Health and Human Services. Bone Health and Osteoporosis: a report of the surgeon general. Rockville, MD. Department of Health and Human Services, Office of the Surgeon General. 2004.
  2. National Osteoporosis Foundation. Clinician's Guide to Prevention and Treatment of Osteoporosis. Washington, DC. National Osteoporosis Foundation. 2010.
  3. Having a bone density test. National Osteoporosis Foundation. Disponible en: http://www.nof.org/articles/743. Consultado el: 20 de agosto de 2013.

.

Directo al verde contra la osteoporosis
Derechos reservados 2015
Clave de Proyecto: PLA-000104-MAYO-2013
Clave de Autorización: 183300202C0124